¿Correr por Tiempo es Mejor que Correr por Distancia?

correr por tiempo o distancia

Esta es una de las grandes dudas de muchos corredores, saber si es mejor entrenar midiendo el tiempo o la distancia. Ambos tipos de entrenamiento tienen sus ventajas e inconvenientes y la respuesta variará dependiendo de la persona, de su nivel como corredor y el objetivo que tenga en ese momento: ganar fuerza, resistencia, velocidad, etc.

Si eres un corredor novato, Sí

Si eres un principiante, lo más recomendable es que entrenes por tiempo. Esto hará que tu mente esté más tranquila y que se olvide de estar pendiente continuamente de los números que haces. Si decides correr 30 minutos solo tendrás que estar pendiente de correr esos 30 minutos y podrás fijarte en otros aspectos como una correcta respiración o una postura erguida.

Cuando ya seas capaz de correr sin pausa más allá de los 60 minutos sin que te fallen las piernas o te falte el aliento ya podrás dar el paso de realizar otro tipo de entrenamientos por distancia o intervalos para trabajar otros aspectos como velocidad o fuerza, pero ese será el siguiente paso ¡Todo a su debido tiempo!

Beneficios de Correr por Tiempo

Si no estás del todo convencido y sigues pensando que correr 5 km es mejor que correr media hora siendo novato, mira primero estas cuatro razones para anteponer los minutos a los kilómetros.

#1. Podrás Controlar la Duración de tu Entrenamiento

Dependiendo de tu nivel de condición física, estado de ánimo, tu alimentación, el clima y otros factores, el tiempo que tardes en recorrer un determinado número de kilómetros variará de un día para otro.

Sin embargo, si sales a correr 30 minutos todos los días, saldrás a correr 30 minutos y eso no va a variar. Cuando entrenas con un reloj no necesitas aumentar o reducir tu velocidad para alcanzar una meta y sabes el tiempo exacto que te va a llevar cada entrenamiento. Cuando se trata de recorrer una distancia ese tiempo variará y no tendrás tanto control sobre la duración de tus entrenamientos.

Si eres un corredor principiante deberás ser paciente, aumentar la fuerza y la resistencia de forma gradual es importante para que tu cuerpo se vaya aclimatando al ejercicio. A medida que vayas evolucionando y adquiriendo más experiencia podrás empezar a experimentar con otro tipo de entrenamientos.

#2. Te Sentirás Muy Motivado

Si te marcas una meta de tiempo lo más probable es que la alcances y seguramente te sientas genial cuando acabes y veas lo lejos que has llegado esta vez. Por el contrario, si te centras en recorrer una distancia en un tiempo determinado cabe la posibilidad de que no llegues a alcanzarla por diversos factores y el no cumplir con tu objetivo puede ser muy desmotivador.

Si te decides a establecer un objetivo por tiempo, como por ejemplo correr 30 minutos y lo cumples, verás cómo te sientes más realizado y motivado para ir aumentando tus metas en torno a ese intervalo de tiempo.

Entrenando por tiempo te será más fácil ver cómo progresas, y mucho más rápido que entrenando por distancia. Sin duda, estar motivado será una razón más para salir a correr cada día y no rendirte fácilmente.

#3. Regularás Mejor la Velocidad

Como ya hemos comentado, correr por distancia es un entrenamiento que se mide fácilmente y esto puede crear un reto subconsciente que nos empuje a correr algunos segmentos más rápidos que otros. Por ejemplo, acelerar el ritmo cuando vemos que queda un kilómetro y está a punto de anochecer.

Esto solo puede causar que los entrenamientos experimenten cambios de ritmo rápidos y lentos. Este tipo de carrera, que conocemos como Fartlek, es muy útil para corredores experimentados cuyos objetivos son diferentes a los del corredor novato.

Si estás empezando en el running no es aconsejable que tu velocidad sea variable, sino todo lo contrario. Lo que te interesa es sentar las bases de tu técnica y encontrar un ritmo en el que te sientas lo más cómodo posible y lo mantengas. A medida que adquieras experiencia y seas capaz de correr mucho tiempo al mismo ritmo ya podrás empezar a cambiar de marcha, pero de momento ¡no te aceleres!

#4. Podrás Disfrutar Más de tu Entrenamiento

Si solo tienes 45 minutos para entrenar y tu objetivo es correr una distancia determinada y (por el motivo que sea) no lo cumples ¿qué puede pasar? Pues que cuando acabes tu entrenamiento te sientas frustrado o pienses que estás perdiendo la forma. Además de estar de mal humor, seguro que no habrás disfrutado de ese valioso tiempo libre que tenías para desconectar.

Si tu objetivo es correr por tiempo ni siquiera necesitarás comprarte un pulsómetro con GPS integrado para ver de los kilómetros que llevas recorridos y podrás despreocuparte completamente de las cifras. Solo tendrás tiempo de disfrutar del paisaje y del entorno que te rodea, prestando atención a otros aspectos importantes para el corredor nóvel como son la postura, la zancada, la posición de los brazos o la respiración.

Recuerda que estás empezando y que ahora no necesitas ponerte retos demasiado difíciles ni metas inalcanzables que sólo conseguirán que te frustres si no las consigues rápidamente. El running es un deporte que te aportará muchas cosas y sentar una buena base como corredor es esencial para que tu evolución sea satisfactoria.

El Tiempo: el Mejor Aliado del Nuevo Corredor

Te hemos dado cuatro buenas razones por las que resulta beneficioso el entrenamiento por tiempo si estás empezando en el mundo del running. Sin duda, lo que está claro es que conseguirás que tu mente esté relajada si logras evitar estar pendiente de los números.

Centrarse en la distancia recorrida y en el ritmo por kilómetro que hagas solo desviará demasiado la atención de lo que realmente le debe importar a un corredor principiante: mejorar su forma de correr y disfrutar del entrenamiento. ¡No te conviertas en esclavo de las cifras y disfruta del running!

Date de alta y durante las próximas semanas te enviaré las rutinas de trabajo de nuestro Plan de Entrenamiento con las que te convertirás en un auténtico corredor.