¿Mallas o Pantalones para Correr? ¿Qué es Mejor?

¿Eres de los que prefiere llevar mallas o pantalones para correr?. ¿Cuál de las dos opciones crees que es la más adecuada o la más recomendada?. ¿Se trata solo de una cuestión de comodidad o hay un motivo para llevar unas u otras?.

En este artículo voy a explicarte qué son exactamente las mallas deportivas y los tipos que puedes encontrar en el mercado. También voy a intentar resolver tus dudas respecto a qué es mejor llevar para entrenar y otras cuestiones frecuentes sobre estas prendas. ¡Empezamos!

Las Mallas Deportivas

Aunque las mallas para correr no son necesariamente una pieza esencial del equipamiento básico de un corredor, hay deportistas que las consideran un complemento imprescindible. De hecho, los corredores las utilizan especialmente en carreras intensas y largas o en prácticas más exigentes como en el caso del trail running.

La diferencia fundamental entre un pantalón y unas mallas deportivas es que estas últimas son prendas de ropa cuyo tejido se acopla perfectamente a la figura. Además, recubren el cuerpo de forma muy ajustada y ceñida, como si se tratase de una segunda piel.

Existen mallas de diferentes tipos según la longitud o el tejido. Suelen ser las favoritas de muchos corredores porque suponen muchas ventajas con respecto a la mayoría de los pantalones, como por ejemplo:

  • Expulsan el sudor para que haya una transpiración eficiente.
  • Aportan sujeción y soporte muscular para evitar la oscilación.
  • Suelen llevar un bolsillo pequeño y seguro para guardar lo esencial.
  • Retrasan la aparición de la fatiga muscular y mejoran el rendimiento.
  • Las costuras son planas para una mayor comodidad al correr.
  • Impiden la aparición de rozaduras en zonas como ingles o muslos.
  • El tejido también suele ser termorregulable e impermeable.

Tipos de Mallas Según la Longitud

  • Mallas Cortas o Shorts: las mallas cortas suelen ir desde la cintura hasta mitad del muslo (o incluso más arriba). Suelen utilizarse más en verano o épocas de calor. Antes de comprarlas, debes fijarte sobre todo en que las costuras sean planas para evitar al máximo las rozaduras y que no se te vayan subiendo hacia arriba mientras corres.
  • Mallas Pirata, Corsario o Capri: las mallas de longitud media se conocen comúnmente con diversos nombres como piratas, corsarios o capris. Van desde la cintura hasta arriba o abajo de la rodilla. Son la prenda más cómoda para épocas otoñales y primaverales. Cuando vayas a comprarlas, tienes que prestar especial atención a acertar con la talla porque, si están muy apretadas te ocasionarán molestias, y si son demasiado holgadas se subirán y se arrugarán en la zona de la rodilla.
  • Mallas Largas: son las favoritas en épocas invernales y de frío elevado porque mantienen la temperatura de las piernas durante todo el entrenamiento o durante toda la carrera. Además, protegen y ejercen presión en todas las zonas esenciales de la pierna, como en la cintura, los muslos, las rodillas, las pantorrillas y los tobillos.
  • Mallas con Falda: son una prenda más estética que deportiva. Pueden resultar útiles si no te gusta que las mallas marquen demasiado tus atributos físicos o por una simple cuestión de coquetería. Lo cierto es que a niveles de rendimiento y comodidad no es la opción más preferida.

Tipos de Mallas Según el Tejido

  • De Compresión: las mallas compresivas son un tipo de ropa de compresión que tienen zonas localizadas donde ejercen una mayor compresión. Las hay de diferentes tipos según diversos aspectos, y si por ejemplo, te fijas en la intensidad, las encontrarás de tipo compresión uniforme, compresión diferencial, compresión de ultrafondo o específicas para trail.
  • Transpirable: es esencial que las mallas sean transpirables y que dispongan de microventilación. De esta forma, ni el sudor ni las manchas resultarán una incomodidad. Tu piel estará más protegida y te sentirás más cómodo al correr.
  • Con Tecnología Dri-Fit: este tipo de prendas van un paso más allá de absorber y evacuar el sudor y la humedad. El sistema Dri-Fit (desarrollado por Nike) traslada la humedad a la superficie externa de la prenda para dejar que se evapore. Para Adidas es Clima-Cool, y para Topper se llama Dry Cool.
  • Térmicas o Termorregulables: Pueden llegar a aislar del frío bajo temperaturas de -10 a 15 grados. Suelen tener un tejido más grueso en zonas donde se requiere un mayor aislamiento térmico (muslos, rodillas y parte anterior de las pantorrillas) y un tejido más fino y elástico donde se necesita mayor ajuste y transpirabilidad (gemelos y parte trasera de la rodilla).
  • Con Protección UV: otra característica que puede interesarte en cuanto a la elección del tejido de tus mallas es la protección solar. La protección que ofrecen gracias al recubrimiento cerámico de las fibras, puede ser útil sobre todo si vas a correr largas distancias bajo el sol y tienes la piel sensible.

¿Es Mejor Llevar Mallas o Pantalones Shorts?

Pues la respuesta a esta pregunta dependerá de factores como el clima, la distancia que vamos a correr o tu objetivo. Aunque, como verás, se tratará sobre todo de una cuestión de preferencias personales y comodidad.

En invierno, las mallas suelen ser la que ganan la batalla. Ya sea en ciudad o en montaña, las mallas largas y gruesas te protegen del frío, del viento y de la lluvia. Resultan más cómodas y seguras que los pantalones largos o cortos. Además, si corres por montaña, estarás más protegido frente a los arañazos de la vegetación.

En verano, ya es diferente. Las mallas cortas y los shorts rivalizan. Pero lo cierto es que no hay una opción mejor o peor, se trata de una cuestión de gustos. Si corres diariamente largas distancias, seguramente te interesen unas medias de compresión que sujeten bien tus músculos y eviten la aparición de lesiones comunes.

Mientras que, si corres distancias cortas o vas a ir a una carrera, puede que con los shorts te sientas más cómodo y ligero, con una mayor libertad de movimientos. Si tu objetivo es lucir pierna o correr más rápido (a pesar de las consecuencias), sin duda elegirás esta prenda. Es posible que al sentirte menos oprimido y llevar menos tela, mejores tus marcas.

Por otro lado, tu cuerpo también será un aspecto importante. Si llevas shorts en verano y hace mucho calor sudarás más. El problema es que, si tus piernas rozan al correr, es muy probable que tus ingles se irriten. Puedes usar vaselina, pero corriendo distancias largas la rozadura será inevitable además de dolorosa.

¿Te Da Vergüenza Llevar Mallas? ¡Pues Combina!

Muchas veces los corredores no se atreven a llevar mallas porque marcan demasiado sus atributos físicos. Al ser tan ceñidas al cuerpo actúan como una segunda piel y puedes sentirte un poco ‘desnudo’ con ellas.

No te preocupes, al principio es normal que te sientas un poco observado. Sin embargo, cuando lleves tiempo corriendo te darás cuenta de que vale más la pena tu comodidad que la hipotética mirada de alguna persona que te vea.

Aun así, si te da vergüenza llevar mallas, existe la opción de llevar unos pantalones cortos encima de ellas. Si son más o menos de la misma longitud nadie notará que llevas ambas prendas puestas. Combinando ambas prendas te sentirás más seguro/a y a la vez, irás cómodo y protegido.

Si llevo Mallas, ¿Necesito Llevar Ropa Interior?

De nuevo, no existe una respuesta definitiva. Llevar o no ropa interior debajo de las mallas vuelve a ser una cuestión de gustos.

Ya te lo comentaba en el artículo de mallas de compresión, hay personas que prefieren llevar solo las mallas, es decir, sin ropa interior debajo. Así no se sienten doblemente oprimidos, evitan las rozaduras o incluso, la aparición de transparencias indeseadas.

Sin embargo, hay otros corredores que piensan todo lo contrario. Prefieren llevar ropa interior debajo de las mallas porque no consideran que haya suficiente sujeción o les resulta más antihigiénico por la humedad que puede generarse.

Puedes probar a correr con y sin ropa interior y decidir cómo te sientes más cómodo. Esta será la mejor forma de averiguar cuál es la mejor forma de llevar las medias, al menos para ti.

¿Mallas o Pantalones? ¡Tú Tienes la Respuesta!

En definitiva, como ves no existe en una prenda mejor que otra. Si hay tanta variedad de ropa deportiva en las tiendas es porque cada corredor tiene sus propias preferencias.

Por lo tanto, ahora que ya sabes los beneficios de las mallas es posible que tengas una idea más clara de si son la prenda más adecuada para ti o no. Lo esencial es que tú vayas cómodo y sigas entrenando cada día para seguir mejorando tus marcas.

Si te interesa saber más acerca de las mallas de compresión, de las que te he hablado en este artículo, te dejo los enlaces de otros artículo relacionados para que puedas ampliar más información al respecto:

Descubre cómo la ropa compresiva, en general, puede ayudarte a mejorar tu rendimiento y ¡sigue corriendo!.