Trucos para Quemar Más Calorías cuando Corres

Estar en forma es esencial para ser un corredor eficiente. Si te has pasado últimamente saltándote la dieta y quieres perder algunos kilos de más para recuperar tu peso ideal, no te pierdas estos trucos para quemar más calorías cuando realizas tus entrenamientos.

Las 3 M’s Infalibles para Quemar Más Calorías al Correr

¿Por qué empezaste a correr? Es posible que tu objetivo como corredor sea mantener la forma, bajar de peso o prepararte adecuadamente para correr una carrera concreta como reto personal.

Sea cual sea el motivo por el que te metiste de lleno en el mundo del running, lo que está claro es que, para correr más y mejorar como corredor, debes estar en tu peso ideal. Piensa que además de ser más eficiente, un peso correcto te permitirá disminuir más el riesgo de padecer lesiones ya que no ejercerás la misma tensión sobre tus huesos, músculos y articulaciones.

¿Estás decidido a ponerte en forma con el running? Entonces deberás modificar tus entrenamientos para conseguir quemar más calorías y una de las claves será incluir en ellos las 3 M’s: Mayor distancia, Mayor Intensidad y Mayor Frecuencia. Vamos a verlas una a una.

#1. Mayor Distancia

Muchas veces nos pasa que empezamos a correr y nos acostumbramos a hacer la misma ruta una y otra vez. Esto significa que nos estancamos y nuestros entrenamientos tienen siempre la misma distancia y la misma duración y nuestro cuerpo también se acostumbra.

Para conseguir quemar más cantidad de calorías deberás correr más y eso se traduce en aumentar la duración de tus entrenamientos y, en consecuencia, los kilómetros que recorras.

Pero no lo hagas bruscamente, sino gradualmente. Bastará con que empieces incluyendo una sesión más larga de lo normal en tus entrenamientos semanales y poco a poco vayas aumentando el kilometraje recorrido cada día.

#2. Mayor Intensidad

Lo mismo que te pasaba antes con la duración y la distancia puede que te pase con la velocidad a la que corres. ¿Te has acostumbrado a llevar siempre el mismo ritmo? Pues esa no es la mejor forma de quemar más calorías.

Una de las mejores medidas para aumentar la intensidad de tus entrenamientos consiste sencillamente en correr más rápido. Puedes empezar incluyendo una sesión semanal de fartlek o de intervalos. De esta forma, quemarás más calorías durante y después del entrenamiento.

Otra forma de aumentar la intensidad consiste en añadir una rutina de entrenamiento de fuerza, realizando por ejemplo ejercicios pliométricos después de que salgas a correr. Así harás algo diferente y, a largo plazo, no solo te ayudará a ganar velocidad, sino también fuerza y resistencia.

#3. Mayor Frecuencia

Otro elemento importante es la cantidad de veces que corres semanalmente. ¿Sales solo una o dos veces a correr en una semana? Si es así, estás realizando una frecuencia de entrenamientos muy baja.

Si aumentas la cantidad de entrenamientos durante la semana conseguirás quemar más calorías. Deberás tener en cuenta tu estado físico y cuáles son tus metas, pero trata de incluir una sesión más de entrenamiento a la semana para notar mejores resultados.

Si tu frecuencia de entrenamientos es muy baja ve aumentando la frecuencia gradualmente. Corre un día más durante varias semanas y ve incluyendo más días de entrenamiento poco a poco. ¡Nunca hagas cambios demasiado bruscos!

La Alimentación: Otro Factor Esencial

Si incluyes las tres M’s dentro de tu plan de entrenamiento es probable que bajes peso más rápido de lo que te imaginas. Eso sí, ten en cuenta que además de esto deberás llevar una alimentación equilibrada y sin excesos. Recuerda que este será el factor esencial y que tus entrenamientos serán el factor complementario.

En este artículo te contamos todo lo necesario sobre la nutrición más adecuada para corredores con los alimentos que debes incluir en tu dieta, los que debes controlar y los que tendrás que descartar.

Pero si necesitas seguir un régimen específico de adelgazamiento es mejor que cuentes siempre con la ayuda de profesionales nutricionistas que configuren una dieta concreta y adaptada a ti.

Otros Trucos para Ayudarte a Quemar Más Calorías

Además de los tres trucos esenciales que acabamos de ver que van a ser la piedra angular de tu lucha contra las calorías, hay otras pautas que puedes seguir para reforzar esa batalla y que también debes tener en cuenta a la hora de salir a entrenar.

El Balanceo de los Brazos

Es posible que desconozcas que el movimiento de tus brazos al correr, además de ayudarte a rendir más y a conseguir más velocidad, también te puede ayudar a quemar hasta un 15% más de calorías.

Los brazos son los encargados de dirigir la coordinación entre el tronco superior y el inferior, por lo que un braceo correcto implicará el trabajo de más músculos del cuerpo en tu entrenamiento. Y si trabajas más estarás, efectivamente, incrementando el gasto energético y quemando mayor cantidad de calorías.

Recuerda mantener un balanceo de delante hacia atrás, sin cruzar los brazos y mover los codos en paralelo a la dirección a la que avances, manteniendo un ángulo de 90º. Además, tus hombros y tu cuello siempre deben estar relajados, así que evita mantener cualquier tensión muscular.

Alargar el Calentamiento y el Enfriamiento

Es esencial calentar los músculos antes de tu entrenamiento y recuperar al terminar. Ponerte a correr o parar de golpe sin haber preparado tu cuerpo supone muchos riesgos para tu salud y no es nada recomendable.

Hacer ambas cosas es importante, y no solo porque así estarás evitando el riesgo de padecer lesiones graves, sino porque además ambas fases deben formar parte de tu entrenamiento.

Si dedicas más tiempo a calentar y estirar cuando salgas a correr también estarás haciendo ejercicio y añadiendo más minutos a tu entrenamiento, por lo que también estarás quemando más calorías.

Correr al Aire Libre

No hay nada peor que la rutina para estancarse y si quieres entrenar más rápido y con mayor intensidad vas a necesitar estar motivado. Por eso es importante que incluyas cosas nuevas en tus entrenamientos como por ejemplo variar tu recorrido.

Trata de evitar correr en la cinta de un gimnasio demasiado a menudo. No está mal combinar tus salidas con el entrenamiento outdoor pero no hay nada como la variedad y correr en una cinta puede ser mucho más rutinario para tu mente.

Si sales a correr vas a tener multitud de estímulos visuales que te harán mucho más llevadera tu carrera. Además, correr al aire libre significa correr contra la resistencia del viento, sortear todo tipo de obstáculos y cambios de terrero y eso también se traduce en un aumento da calorías quemadas.

La Banda Sonora de tu Entrenamiento

Si los estímulos visuales son importantes, la música en este caso es la reina madre de la motivación. No solo te ayudará a distraerte y hacer que tu tiempo pase volando, sino que además te será más fácil seguir un ritmo constante si la escuchas.

Está comprobado que, si corremos y escuchamos música al mismo tiempo, nuestra mente tiende a sincronizar nuestros movimientos y nuestro ritmo de carrera con el ritmo de la canción que suena en ese momento.

Puedes aprovechar esto y convertir tus listas de reproducción en un aliado para tus entrenamientos. Por ejemplo, puedes utilizar canciones suaves para tu calentamiento y enfriamiento o para escuchar canciones de ritmos muy acelerados cuando quieras correr aumentando tu velocidad.

Comer Después de Entrenar

Sí lo que lees, comer para perder calorías. No me refiero a que te vayas de comida o de cena después de entrenar sino a que alimentes a tus músculos después de haberlos sometido a un trabajo intenso en tu entrenamiento.

Me refiero a que ingieras un pequeño tentempié rico en carbohidratos y proteínas unas dos horas después de haber salido a correr. Esto te ayudará a reparar los músculos para fortalecerlos al máximo y a acelerar por tanto tu metabolismo.

Si aceleras tu metabolismo quemarás más calorías, así que no dudes en tomar esos pequeños aperitivos después de tus entrenamientos. Deberán ser snacks que no sobrepasen las 150 calorías pero te ayudarán a matar el hambre (que muchas veces entra después de entrenar) antes de tu próxima comida diaria.

¿A qué esperas? ¡A Quemar Calorías!

Ya tienes todos los trucos necesarios para salir a correr con el objetivo de realizar un mayor gasto calórico y deshacerte de esos kilos de más que no quieres llevar contigo en tus entrenamientos.

Como siempre, el mejor consejo es no darse por vencido. Si incluyes las 3 M’s en tu plan de entrenamiento y tienes en cuenta los consejos para quemar más calorías que te hemos comentado, notarás que pronto empiezas a adquirir una mejor forma física.

No olvides que por mucho que modifiques tu entrenamiento será esencial combinarlo con una alimentación adecuada y equilibrada, así que no descuides tampoco tu plan nutricional y ¡a por todas!