¿Qué es la Ropa de Compresión y Para qué Sirve?

Muchas veces habrás visto corredores que utilizan calcetines, medias o pantalones de compresión cuando salen a correr, sobre todo en las carreras. Pero ¿para qué sirven realmente las prendas de compresión? ¿Funcionan?

En este artículo vamos a desvelar qué son, cómo funcionan, sus beneficios y los tipos de prendas que puedes encontrar en el mercado según tus necesidades.

Ropa de Compresión: ¿Qué es?

Las prendas compresivas comenzaron a utilizarse en medicina como método de tratamiento postoperatorio hace décadas. Su función era la recuperación de los tejidos musculares y la activación de la circulación sanguínea. Posteriormente se aplicó a otras especialidades como la cirugía estética o tratamientos para la trombosis.

Sería a inicios de los años 90 cuando la ropa de compresión se aplicó al deporte de élite, en disciplinas como el atletismo y la gimnasia. Su objetivo principal era mantener el calor corporal sin sudoración en deportes que requerían fuerza y velocidad. Under Armour sería la marca pionera que empezara a comercializar este tipo de prendas con fines deportivos.

Hoy en día, su uso se ha generalizado e incluso se ha puesto de moda entre los corredores más avanzados. Es fácil que salgas a correr y te encuentres a alguien que lleve unas medias, unos calcetines o incluso un mono completo muy ceñido al cuerpo. Efectivamente, se trata de las prendas compresivas de las que te hablo y son lo último en innovación para corredores.

Son muchos los beneficios que puede aportar el uso de este tipo de ropa. Aunque las razones principales que suelen tener los corredores a la hora de usarlas son las de mejorar su rendimiento en carrera y acelerar la recuperación después de los entrenamientos.

Ropa de Compresión: ¿Cómo Funciona?

Podríamos decir que la ropa de compresión es un tipo de prenda deportiva ceñida al cuerpo que presiona nuestros músculos. Esta presión favorece la circulación de la sangre durante el ejercicio (hasta un 40%) y la recuperación postcarrera durante el reposo (hasta un 30%).

También funciona reduciendo de forma significativa la fatiga durante el ejercicio y minimizando el efecto onda y las vibraciones de los músculos al correr, lo que reduce también el riesgo de padecer lesiones.

Otro aspecto por el que vale la pena adquirir ropa de compresión es porque nos ayuda a conseguir mejorar nuestra postura correcta al correr. Ese aporte extra de estabilidad y firmeza es ideal para conseguir movimientos más estables y eficientes.

Hay innumerables estudios realizados con corredores para saber si su rendimiento mejora con y sin ellas, pero ninguno es esclarecedor. No esperes una solución milagrosa al utilizarlas. En cuanto a la recuperación, es posible notes mejoras a medio o largo plazo, sobre todo si realizas carreras largas e intensas o te dedicas al trail running.

Beneficios de las Prendas Compresivas

Veamos un listado de ventajas de las que te puedes beneficiar si decides utilizarlas:

  • Mantienen el calor corporal y transforman el sudor en vapor para evitar la humedad
  • Reducen las molestias por vibraciones de los impactos realizados cuando corremos
  • Mejoran y aceleran la recuperación de los músculos después del ejercicio
  • Facilitan la circulación y oxigenación de la sangre en la zona del cuerpo donde se utiliza
  • Mejoran el drenaje de las toxinas acumuladas debido a su función transpirable
  • Ayudan a reducir el riesgo de lesiones y alivian la hinchazón o inflamación
  • Aumentan la resistencia del corredor y reducen la sensación de fatiga en carrera
  • Reducen la aparición de rozaduras o ampollas
  • Pueden ayudar a mejorar tus marcas y el rendimiento en carrera
  • Ayudan a mejorar la estabilidad y la postura al correr

Tipos de Ropa de Compresión

A días de hoy, existen prendas deportivas de compresión prácticamente para todo el cuerpo: calcetines, medias, camisetas, mallas, perneras, manguitos, musleras, etc. Y, según la necesidad, también hay diferentes modelos: recuperación, competición, protección etc.

Veamos para qué sirven algunas de las prendas de compresión más utilizadas por los corredores:

  • Medias de Compresión: se encargan de aplicar presión desde el tobillo hasta la pantorrilla reduciendo la vibración. Tratan de mejorar el rendimiento y facilitar la recuperación del corredor tras el entrenamiento.
  • Medias de Compresión de Recuperación: mejoran los niveles de oxígeno y el flujo sanguíneo. Puedes llevarlas para dormir o durante todo el día para facilitar la recuperación de los músculos.
  • Mallas de Compresión: se encargan de proporcionar soporte extra a las rodillas y los cuádriceps. Su función es reducir la vibración y mejorar notablemente la postura del corredor, ya que normalmente incluyen un cinturón abdominal.
  • Camiseta de Compresión: es esencial para mejorar la postura del corredor mientras realiza ejercicio. Esa presión ayuda a mejorar la estabilidad y la firmeza en el pecho para una mayor entrada del oxígeno.

¿Dónde Comprar Prendas de Compresión?

Puedes encontrar prendas de compresión tanto online como en tu tienda deportiva habitual. Ya no se trata de un material exclusivo para deportistas de élite y hay modelos disponibles en todo tipo de tiendas y adaptables a todo tipo de presupuestos.

El precio de la ropa compresiva puede variar según la marca, el modelo y el uso del producto. Pero puedes encontrar medias de compresión, por ejemplo, entre los 20 y los 90€. Intenta ir a una tienda deportiva y seguir las recomendaciones del vendedor antes de comprar este tipo de ropa, sobre todo si es la primera vez.

Si vas a comprar tus prendas de compresión online, es esencial que te midas muy bien y tengas muy en cuenta la talla que necesitas. Tendrás que hacer una correcta elección puesto que si es demasiado holgada o demasiado prieta no conseguirás los resultados que esperas.

Si estás pensando en adquirir ropa de compresión para utilizarla en tus entrenamientos, echa un ojo a estas webs. Son algunas marcas punteras que ofrecen prendas de compresión de alta calidad.

Cómo Lavar la Ropa de Compresión

El tejido con el que están fabricadas estas prendas es muy técnico y delicado. Aunque no lo creas, es muy importante tener claro cómo lavar este tipo de ropa para que no se estropeen, pierdan sus propiedades o dejen de serte útiles tras el primer lavado.

Echa un vistazo a las recomendaciones del fabricante, ya que según el material con el que estén hechas requerirán un cuidado concreto. Sin embargo, la mayoría de ellas suelen ser prendas fabricadas con elastano, por lo que el procedimiento de lavado suele ser similar.

Lo más recomendable es el lavado a mano. Simplemente, enjuaga la prenda con agua fría y tiéndela para que se seque. Si prefieres meterla en la lavadora, utiliza un programa especial para ropa delicada y usa un jabón normal, sin suavizantes.

No utilices nunca la secadora, puesto que la probabilidad de que se estropeen la fibras es muy alta. Tampoco es aconsejable que uses la plancha sobre ellas. Solo conseguirás que las fibras se calienten y se fundan perdiendo sus propiedad elásticas y compresivas. Si aún así no tienes claro como lavarlas, pregunta directamente al vendedor o la marca antes de dañarlas.

¿Te Atreves a Probar las Prendas Compresivas?

Ahora ya sabes todos los beneficios que te puede aportar utilizar prendas compresivas. Su uso te ayudará a mejorar tu rendimiento o favorecer la recuperación de tus músculos después de los entrenamientos.

Si tienes tendencia a sufrir molestias, calambres o lesiones en ciertas zonas musculares sería interesante que las probaras para ver si notas algún tipo de mejoría.

Por otro lado, si vas a empezar a correr distancias más largas o quieres empezar a aventurarte en el trail running, también pueden ser una buena opción para prevenir lesiones o mejorar tu postura como corredor. Hasta que no las pruebes no lo sabrás, así que ¡atrévete!